la naranja está partida

Internet

Elecciones en Argentina: un férreo crítico de los inmigrantes peruanos acompañará a Macri como candidato a vicepresidente

El actual presidente del país gaucho anunció en su cuenta de Twitter que el exkirchnerista Miguel Ángel Pichetto será quien lo acompañe en la aventura de la reelección.

Publicado: 2019-06-11


La fría tarde porteña de otoño se vio remecida por un anuncio más que inesperado. A menos de 24 horas antes del cierre de alianzas de los espacios para las próximas elecciones presidenciales, Mauricio Macri anunciaba que el controvertido senador peronista había sido el elegido para que lo acompañe en su fórmula presidencial. Hasta antes del anuncio, todo hacía suponer que algún miembro de la Unión Cívica Radical, partido que junto al PRO (partido del presidente Mauricio Macri) conforma la coalición llamada Cambiemos, sería quien acompañe en la campaña de reelección al expresidente del club Boca Juniors.

"Son peruanos los que venden veneno a los chicos en las villas”

La semana pasada, el actual candidato a vicepresidente por la coalición de Cambiemos hizo pasar un incómodo momento al embajador de nuestro país en tierras gauchas, Peter Camino Cannock, en una reunión llevada a cabo en el Rotary Club de Buenos Aires. Ahí el también senador de la Nación por la Provincia de Río Negro responsabilizó a la colectividad peruana de delitos que ocurren en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, e hizo hincapié que el problema del narcotráfico es culpa de nuestros paisanos que aquí viven. "Son peruanos los que venden veneno a los chicos en las villas, muchos delincuentes son peruanos", señaló Pichetto.

Pero el viejo político no recordaba que antes de su alocución había intercambiado algunas palabras con Camino Cannock. "Señor embajador, no lo digo por todos los peruanos, hay muchos muy trabajadores en Argentina", dijo tratando de excusarse por el tipo de discurso que es habitual en su persona.

"Perú resolvió su problema de seguridad y transfirió todo el esquema narcotraficante a las principales villas de la Argentina”

En noviembre de 2016, Pichetto en una entrevista televisiva señaló que en “la Argentina tenemos que dejar de ser tontos porque en el país funcionamos como ajuste social de Bolivia y ajuste delictivo de Perú”. El senador aseguró: “Perú ha resuelto su problema de inseguridad, ha transferido a todo su esquema narcotraficante. Las principales villas de la Argentina están tomadas por peruanos”.

Al día siguiente, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) informó que iba a actuar en relación a las denuncias presentadas por particulares, organizaciones de la sociedad civil, Consulado General del Estado Plurinacional de Bolivia, el Embajador de Perú y el Cónsul General de la República de Perú respecto a los dichos esgrimidos por Miguel Pichetto sobre los inmigrantes bolivianos y peruanos. ¿En qué habrán quedado las denuncias?

Los argentinos judíos y los argentinos- argentinos

Siguiendo la línea de su discurso xenofóbico, en febrero de 2013 cuando el senado debatía la aprobación del Memorándum de Entendimiento Argentina-Irán, Pichetto, que por aquel entonces era presidente del bloque del Frente para la Victoria (kirchnerista) señaló al referirse a las víctimas del atentado a la mutual judía AMIA ocurrido en 1994: “Un atentado muy grave, que le costó la vida a argentinos de religión judía y argentinos argentinos que estaban en ese lugar". La frase causó el rechazo de muchos ya que el funcionario hacía una diferencia entre los argentinos que profesaban dicha religión y los que no. Al senador no le quedó otra que salir a pedir disculpas. "Indudablemente, cometí un error", admitió.

Los senegaleses tampoco se salvan

Otra de las recordadas perlas del candidato a vicepresidente de la alianza Cambiemos calificó en 2014 a los senegaleses que viven en la Argentina de “mafia”. "A los senegaleses no los veo en las obras en construcción, los veo vender cosas truchas", afirmó en aquella ocasión Pichetto.

El chiste misógino del senador

Hace dos años, cuando se debatía el proyecto de ley para reformar el sistema previsional, que proponía optar jubilarse a los 70 años, cuando la obligatoria es a los 65 años, Pichetto señaló: "Hay mucha gente que no quiere jubilarse a los 65. Por ahí en la casa está la mujer, es mejor quedarse afuera. Es un chiste."

No hay que generalizar

Todos estamos de acuerdo que el delito, sin importar la nacionalidad del autor, se debe castigar. Si un extranjero delinque debe ser deportado lo más rápido posible a su país de origen y purgar su pena. El país anfitrión no debe gastar recursos en mantener a un extranjero en la cárcel. El gran pero viene acá: no debemos de meter a todos los inmigrantes en la misma bolsa, y más aún en la Argentina, una nación que se construyó gracias a la fuerza de españoles e italianos que llegaron durante el siglo XIX y principios del siglo XX al país del Río de La Plata.

Como podemos ver, el transfugismo del que tanto renegamos en el Perú no es algo exclusivo de nuestro país. Lamentablemente, es un mal regional. En octubre veremos si a Macri le resultó llevar en su fórmula al camaleónico funcionario que supo estar con los expresidentes Carlos Menem, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Temas relacionados:

Cristina Fernández de Kirchner, la mano que mece la cuna

Nos sigue pegando abajo (la economía argentina)


Escrito por

Luis Vilchez Reyes

Periodista y otras hierbas. Vivo hace trece años en Buenos Aires. Me gusta el rock de los 90 y los clásicos. TW: @lvreyes


Publicado en